November 27, 2014
You can use WP menu builder to build menus

San Alfonso y la Inmaculada Concepción.

Jan 23, 2014 0

Los años de 1708 a 1713 (recordemos que San Alfonso nació en 1696) son para él los años de la universidad. Don Giuseppe, padre de nuestro santo que tanto valoraba sus cualidades intelectuales y su capacidad de trabajo, sabía también de las grandes posibilidades que el derecho abriría a su primogénito para la obtención de puestos de mando y ministerios. De ahí que nuestro joven Liguori fuera orientado hacia la abogacía. A sus doce años, Alfonso franquea el umbral de los Studi pubblici napolitanos. Cinco años de estudio le conducirán a obtener el doctorado en derecho civil y canónico. El 21 de enero de 1713, cuando cuenta con sólo 16 años, Alfonso es habilitado “para alegar, interpretar y exponer entrambas leyes” y declarado “doctor en ambos derechos“. Para esta sesión de ingreso al Colegio de los Doctores se marcaba un significativo gesto, impregnado del hondo sentido cristiano que España había grabado en los actos públicos del imperio, que obligaba a rubricar el catolicismo del nuevo doctor con dos confesiones francas y cordiales: una, la explícita proclamación de su fe, encerrada en una fórmula larga y detallada; otra, la aceptación pública y corporativa del misterio de la Inmaculada Concepción de María. No sin emoción, en ese sábado volvió Alfonso el pensamiento a María y pronunció el juramento que le transformaba en ‘caballero de María’:

“Yo Alfonso María, humildísimo siervo de la siempre Virgen María Madre de Dios, postrado a los pies de la Majestad Divina y en el acatamiento de la inefable Trinidad de un solo Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, e invocando reiteradamente el testimonio de todos los moradores de la Jerusalén celestial, creo fielmente con la mente y abrazo de verdad con el corazón y proclamo firmemente con los labios que Vos, Madre de Dios, siempre Virgen, por singular privilegio del mismo Dios omnipotente fuisteis preservada enteramente inmune de toda mancha del pecado original en el primer instante de vuestra Concepción, o sea, de la unión de vuestro cuerpo y alma. Pública y privadamente, hasta el último aliento de mi vida, esto enseñaré y con la ayuda de Dios y en cuanto yo pueda procuraré que los demás enseñen y defiendan. Así lo testifico, así lo prometo, así lo juro, y que así Dios me ayude y sus santos Evangelios”.

Precindiendo de estos formalismos legales, que de alguna manera se imponían por doquier, San Alfonso asumió en su vida de una manera única, como profunda convicción y vivencia, la doctrina de la Inmaculada Concepción de María. Más allá de tornarse para él en algo superficial o anecdótico, puede decirse que la fe en la Inmaculada Concepción de María forma parte de la temática recurrente en los escritos alfonsianos. El P. Tellería, gran conocedor del Santo, llega a hablar del Papa y la Inmaculada como “sus temas favoritos”.

No es extraño, pues, encontrar a lo largo de la vida de Alfonso referencias continuas a la Inmaculada, como su espontánea expresión de “¡Viva la Trinidad y la Inmaculada!” con la que se dirige a una religiosa en una carta del año 1744 o la recomendación que hace a un novicio del nuevo Instituto para que se encomiende a la Madre de Dios:

“Y si se sintiere resfriado en su propósito, acuda al punto a María Inmaculada: ‘Madre mía Inmaculada, no me desamparéis ahora: dadme fuerza para ser fiel a Dios’”.

Igualmente, cuando en 1745 publique San Alfonso su celebérrima obra Visitas al Santísimo, la dedicará a la Inmaculada “para que las almas se enamoren con más fuerza de Jesús Sacramentado”.

En sus Anotaciones a la Medula de Teología Moral del jesuita Busenbaum, primer ensayo en el cual Alfonso perfilará su genio de moralista y que data del año 1747, aparecen también los temas ya referidos del Papa y la Inmaculada. Este último, el privilegio mariano de la Inmaculada Concepción, encuadrado en el tratado de las censuras, lo enfoca no sólo con razonamientos teológicos y canónicos, sino con ráfagas de cariño. Esto se hará aún más patente en el cierre del libro, que refiere:

“Alabanza, honra, gloria y bendición a nuestro amantísimo y amabilísimo Salvador Jesucristo y a la dulcísima y piadosísima Virgen Inmaculada María”.

Esta sensibilidad del Fundador no pudo menos que propiciar que el nuevo Instituto, aprobado por Benedicto XIV en febrero de 1749 y reunido en capítulo general en Ciorani en otoño del mismo año, dejara claro que la patrona principal del Instituto es la Inmaculada, si bien San José es su segundo patrón. Este patronazgo mariano no sólo nacía de San Alfonso y del calor de la devoción de los capitulares, sino también de la campaña concepcionista promovida ese año en todo el reino de Nápoles.

Mientras el movimiento jansenista revolucionaba la vida de la Iglesia saltando por encima de la jerarquía oficial, oponiéndose enérgicamente a los excesos del culto mariano y mostrándose ‘tacaños’ en reconocer y festejar verdades comúnmente recibidas como la Inmaculada y la Mediación, San Alfonso publica en otoño de 1750 Las Glorias de María, precisamente para contrarrestar estas ideas del ambiente. A estas razones externas y ocasionales se sumaban otras interiores de mayor trascendencia: Alfonso se sentía verdaderamente hijo de María y ligado a Ella por entrega irrevocable:

“Bien sabéis que toda la esperanza de mi salvación eterna la he depositado (después de Cristo) en vuestras manos, puesto que de las mismas reconozco haberme venido todo linaje de bienes: mi conversión, mi vocación al claustro y cuantas mercedes me ha dispensado el Señor”.

A la primera parte de esta obra, engarfiada en la Salve, sucedían en la segunda nueve discursos para las fiestas principales de la Virgen, siete reflexiones acerca de cada uno de sus dolores, exhortaciones a imitar sus diez principales virtudes, exposición de diez selectos obsequios, más un apéndice de ejemplos, coronitas, oraciones y poesías.

Alentaba en esta segunda parte la misma filial devoción de la primera. Pero no se dejó arrebatar del lirismo, sino que ahondó en los cimientos teológicos y con los sillares de la tradición fabricó discursos sólidos y bien trabados. Precisamente el de la Inmaculada marca una piedra miliar en el avance del dogma hacia la definición. No hay que olvidar que nuestro santo escribe un siglo antes de que Pío IX defina el dogma en 1854. Y, sin embargo, nuestro santo ya afirma entonces: «La tengo por cierta y aun definible de fe».

En efecto, el día 8 de diciembre de 1854, el Papa Pío IX definía como dogma de fe la doctrina de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María. Lo hacía durante una de las mayores solemnidades celebradas en la gigantesca basílica vaticana, al tiempo que promulgaba la célebre bula Ineffabilis Deus. Aquella definición despertó un júbilo inmenso en el mundo católico. También los redentoristas exultaron de alegría, ya que San Alfonso, su fundador, se había destacado siempre como uno de los mayores paladines de este singular privilegio mariano. En efecto, como hemos tenido ocasión de ver, Alfonso contribuyó con su palabra hablada y escrita al esclarecimiento y definición de este dogma mariano. Así lo declararon expresamente varios teólogos consultados, entre ellos el Card. Arzobispo de Reims Tomás Gousset en su obra La croyance de l’Église touchant l’Immaculee Conception, editada en París en 1855, que cita un texto en el que San Alfonso jura que daría su misma vida por defender la Inmaculada Concepción de María:

“Je suis prêt à donner, ô Marie! et je jure de donner même ma vie s’il le faut, pour défendre le grand et unique privilége de votre Immaculée Conception”.

* * *

Queremos terminar este breve recorrido con unas preciosas palabras del P. Tellería que, con un estilo y acento propios que hoy nos resultan quizá algo exagerados, exclaman entusiasmadas a propósito de la aportación dogmática de nuestro santo:

“La Inmaculada, propugnada y cantada por San Alfonso en otros escritos dogmáticos y poéticos, se ve ceñida con Las Glorias de María de una corona que prenuncia la fulgente diadema que había de ceñirle la bula Ineffabilis… San Alfonso es, con efecto, astro poderoso en el cielo de la teología dogmática; lastimosamente, algo desconocido es este aspecto de su rica personalidad. Doctor de los tiempos modernos ha sido y debe ser proclamado, no sólo porque en razón del tiempo es el más próximo a nosotros, sino más aún porque ha enfocado sobre las objeciones y prejuicios modernos los destellos de su inteligencia y el volcán de su corazón”.

Carlos S. de la Cruz, CSsR

_____________________

FUENTES

CARD. GOUSSET, La croyance générale et constante de l’Église touchant l’Immaculée Conception de la Bienheureuse Vierge Marie, París 1855, 95. Accesible en Google Books

R. P. TELLERÍA, Un Instituto Misionero. La Congregación del Santísimo Redentor en el Segundo Centenario de su Fundación (1732-1932), Perpetuo Socorro, Madrid 1932, 34-35.

R. P. TELLERÍA, San Alfonso María de Ligorio. Fundador, obispo y doctor (I), Perpetuo Socorro, Madrid 1950, 23-40.362.366.420-421.479.541-554.

J. B. MICHELOTTO, Reseña histórica de la Congregación del Santísimo Redentor (1732-1986), Secretariado de Formación Redentorista, 1982, 118.

T. REY-MERMET, El Santo del Siglo de las Luces. Alfonso de Liguori (1696-1787), BAC, Madrid 1985, 58-71.

Read More

Un día en el monasterio

Jan 21, 2014 0

En esta ocasión, aunque ya os he hablado antes de las facetas más importantes de la vida contemplativa, os quiero dar a conocer cómo es exactamente un día en nuestra Comunidad.

Nuestra vida es muy sencilla, es más para vivir que para hablar de ella… sin embargo, la experiencia gozosa de encuentro con Cristo y de dedicar toda nuestra existencia a Él y al anuncio del Reino, nos impulsa a compartir contigo nuestro estilo de vida.

A las seis y cuarto de la mañana las campanas anuncian que comienza un nuevo día, que la vida se despierta y mientras las luces de la ciudad se van apagando porque el sol está a punto de nacer, nosotras comenzamos nuestra jornada levantando el corazón hacia el Señor de la Vida… Nos reunimos para invocar al Espíritu y saludar a María, y después, en silencio, nos retiramos al fondo de nuestro corazón para orar.

Del silencio brotará el canto, y la oración de Laudes será nuestra alabanza al Dios Creador del cielo y de la tierra. La Eucaristía será el banquete con el que comenzamos la jornada. La Palabra, los cantos, la comunión en el Cuerpo y la Sangre de Cristo convierten nuestra vida en EUCARISTIA VIVA, pan partido y sangre derramada.

La mañana transcurrirá entre el trabajo y la oración: “ora et labora”. Oración litúrgica: Oficio de Lecturas, Sexta… y en medio, cada una a sus tareas: sacristía, cocina, oficina, hospedería… a las doce las campanas comienzan su danza para recordar el misterio de la Anunciación a María, de la Encarnación del Hijo de Dios, y el rezo del Ángelus brota de nuestros labios y de nuestro corazón… un tiempo personal y un tiempo de lectura continúan alimentando el fondo del ser y del espíritu…

Después de Sexta y un breve saludo a María, la Madre, pasamos al comedor. Una hermana lee el periódico en voz alta, algún libro de espiritualidad, cartas que llegan a la comunidad… Después tenemos un tiempo de expansión, de compartir, pasear por el jardín y

disfrutar de la naturaleza que nos habla de la belleza de Dios… quien desee libremente pasa por la televisión para ver las noticias, y así estar en comunión con todo lo que pasa en el mundo, en nuestra Humanidad. A las cuatro de la tarde, antes de incorporarnos nuevamente al trabajo, rezamos Nona, hora en la que recordamos la muerte del Señor Jesús, y en un minuto de silencio nos solidarizamos con tod@s l@s crucificad@s de la tierra… especialmente con los agonizantes.

 Comienza el trabajo de la tarde. “Nuestro trabajo unido al de Cristo, tiene valor redentor. En ello encontramos una alegría profunda”, dicen nuestras Constituciones. Somos así, “uno de tantos” corremos la suerte de las trabajadoras, al mismo tiempo que consideramos el trabajo como un factor de equilibrio en la vida contemplativa, a través del cual cada una de nosotras ponemos al servicio nuestros dones…

 Al caer la tarde, nos reunimos en el coro nuevamente… ¡para cantar!… llega la hora de la oración de Vísperas: la alabanza, la intercesión, la acción de gracias, brotan de los labios y el corazón… y preparan todo nuestro ser para la adoración… ante Cristo, resucitado, de corazón abierto, oramos en silencio…

 Llega la hora de la cena. Las lecturas de la Eucaristía del día siguiente resuenan por todos los rincones del comedor y del alma.

 Y nuevamente, a compartir, reír, conversar… tiempo de descanso y relax… así vamos terminando nuestro día. El último momento de oración, serán las Completas,: “A tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu…” , y toda nuestra vida, en las manos del Padre, se entrega al sueño que reparará nuestras fuerzas para continuar haciendo de nuestra vida un canto a la Vida, y un compromiso de entrega a Dios y a toda la Humanidad.

Cada día nos trae nuevas sorpresas: una visita de un amigo/a, alguien que nos comparte su experiencia en una misión, el santo o cumpleaños de una hermana, una fiesta de la Liturgia, rompen lo que a simple vista pudiera parecer una vida siempre igual. Estos días de fiesta, al igual que los domingos, son siempre diferentes, conversamos en la mesa, tenemos más tiempo libre…

Las puertas de nuestra casa, que se abren para acoger a todas aquellas que buscan a Dios, (niños, jóvenes, adultos…) laicos o religiosos… renuevan nuestra conciencia misionera, al tiempo que abrimos el corazón para acoger a quienes nos evangelizan… Los talleres de oración nos hacen testigos de la sed de Dios que hay en nuestro mundo, y también de su obra maravillosa.

 Después de haber conocido un día en el Monasterio…

Te invitamos a compartirlo con nosotras.

 A VOSOTROS, JÓVENES

¿Qué puede decir una joven monja contemplativa a los jóvenes de nuestro tiempo?. En primer lugar, no pretendo dar ningún sermón, pero sí quiero poneros delante unas metas y unos valores, que os pueden llenar de felicidad y de ilusión hacia una aventura única y verdadera.

Es estúpido jugar a esconderse de la mirada de Dios. Él quiere a sus jóvenes hechos luz, luz que alumbre a todos, luz de buenas obras, gente comprometida en la gran tarea de hacer un mundo mejor. Pero esa luz tiene que brotar del Evangelio para que tenga fuerza para alumbrar al mundo entero.

Hay valores importantes para la vida de una persona que no podemos olvidar y de los cuales no podemos desentendernos. Por ejemplo la verdad, es un valor que se va perdiendo, hoy nadie se fía de nadie. En cambio la libertad se reclama y se exige, pero no la verdadera libertad, sino una caricatura de ella llamada “libertinaje”. Jesús lo dice en el Evangelio: «La verdad os hará libres», ella es la única que puede dar la verdadera libertad. La verdad es el grito más profundo de libertad que puede vivir una persona.

Personalmente os comparto que en nuestra vocación contemplativa he descubierto grandes valores: que es más importante lo que una persona es que lo que hace, dar que recibir, compartir, la belleza de lo pequeño, el valor de lo gratuito, que lo que cuenta es lo que uno lleva dentro y no la imagen que podamos dar…

Si viviéramos la verdad, nuestra vida sería luminosa porque tendríamos verdad en las palabras, en las sonrisas, en el trabajo, en las relaciones interpersonales, en la alegría y en el amor.

La mayoría de los jóvenes de hoy, dicen a menudo esta expresión: «paso», y en sus vidas la van repitiendo con frecuencia. Creo que esto no es una apatía, es sencillamente que no siempre se les han transmitido valores hechos vida, algo por lo que valga la pena vivir y luchar por ello.

Hay en la vida una motivación por la que merece la pena arriesgarse: CRISTO, su vida y su mensaje. Él es el CAMINO a seguir, la VERDAD que libera y la VIDA que llena de felicidad.

¿Te atreves a embarcarte en esta gran aventura? ¡¡Ánimo, jóvenes, nuestro mundo os necesita. La Iglesia orante os acompaña y confía en vosotros!!

¿TE ANIMAS?

Nuestra Comunidad está abierta a todas aquellas jóvenes que queráis conocer más de cerca la vida Contemplativa y, en concreto, nuestro carisma Redentorista.

¡Qué…! ¿Te gustaría conocernos?

¡¡PUES TOMA NOTA!!

CONTACTO

Nombre del contacto: Mª Ángeles Trabalón Morilla

Puedes escribirles aquí:

Mª Ángeles Trabalón Morilla, OSsR

Dirección y teléfono

Comunidad Contemplativa Redentorista

C/. Madre Celeste, 1-A

28044 Madrid

TELÉFONO: 91.508.68.00

 link

http://es.catholic.net/religiosas/421/740/articulo.php?id=33811

Read More

Monasterio del Cristo Redentor – La oración

Jan 21, 2014 0

Una de las características principales de la vida contemplativa, que la definen y marcan, es la vida de «recogimiento y silencio».

«el silencio es un valor esencial de la vida monástica, a la que debe acompañar siempre una exigencia de desierto, de soledad, y de paz. El silencio libera el alma, y la abre a las profundidades del misterio de dios y a la intimidad con él. no es, ante todo, aislamiento y ausencia de palabras, sino presencia amorosa ante dios, al mismo tiempo que delicada atención a la presencia de los otros, por una actitud que les permita recogerse y orar.» (CONST. 46, OSSR)

Cuando algún grupo de jóvenes se acerca a nuestro locutorio y nos pregunta acerca del silencio, al decirles que hablamos, salvo en las recreaciones y los días de fiesta, solo lo necesario, lo toman como algo imposible e inhumano. Y no es así. Todo lo contrario. Al principio cuesta. Me resultaba muy difícil no poder contar algo que me había ocurrido, un simple comentario de alguna lectura o de alguna otra cosa…Personalmente he tardado bastante tiempo en comprender que la vida de oración contemplativa necesita un clima apropiado donde el alma pueda comunicarse y conectar con Dios, no sólo durante el tiempo dedicado a la oración, sino durante todas las horas de la jornada diaria. De esta forma dejamos que la Palabra de Dios resuene en nosotras. Debo confesar que todavía me queda mucho camino en este sentido.

LA ORACIÓN

«No es otra cosa oración mental, sino tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama.» (Sta. Teresa)

Ese «estar muchas veces a solas con quien sabemos nos ama» es el quehacer más importante de una monja contemplativa. Conocer a Cristo, para vivir como Él vivió. El conocimiento la lleva a la amistad y configuración con su Persona por medio del amor, un amor que hace suyos todos los intereses y los deseos del ser amado, hasta llegar a tener los mismos sentimientos de Jesús.

La oración va cambiando la vida del que ora, a veces de una manera lenta y progresiva. Nadie que comienza vida de oración y que trata de ver a Dios, conocerle y amarle, con el paso del tiempo no adquiere otro talante ante la vida. Dios ilumina el corazón y al mismo tiempo exige entrega, generosidad y fidelidad.

La monja contemplativa con su oración viene a ser como “un cable telefónico”, que acerca lo que pasa en el mundo a los oídos del corazón de Dios.

Actualmente hay mucha inquietud por la oración, son muchas las personas que se unen formando grupos para orar, sienten esa necesidad que es vital y que comprueban que les vale para seguir luego luchando con las realidades y problemas de cada día, también se dan cuenta que sus vidas van cambiando y que tienen más paz y son más felices.

En nuestra Comunidad todos los miércoles, se reúne un grupo de personas que oran con nosotras durante una hora y después compartimos todos la celebración de Vísperas.

Dios es la Roca y por la oración nos agarramos a ella, seguros de que nadie podrá separarnos de ella.

ASÍ VIVIMOS LA ALEGRÍA

¿Cómo se vive la alegría en un Monasterio? Este apartado tiene un fin: dar a conocer la alegría que se vive aquí, en ésta mi Comunidad, de dónde proviene este gozo y cómo traspasa los grandes muros del Monasterio.

Este Monasterio de Contemplativas Redentoristas es una Comunidad alegre, con una alegría que contagia y que habla por sí misma. A través de las hermanas, de su alegría, se puede descubrir los guiños constantes que nos hace Dios. Somos muy felices porque intentamos vivir cumpliendo la Voluntad del Padre, dejándonos amar por Él. Desde bien temprano, empezamos nuestro día alabando al Señor, anunciando su Misericordia, y nuestro espíritu se alegra en Él, porque como en María: “…ha mirado la sencillez de su esclava”.

Muchas personas que se acercan a nuestro locutorio para visitarnos, se admiran y nos dicen que les impresiona nuestra alegría. Un alegría, dicen ellos, que sale de dentro y no es fingida. Y es verdad, esa alegría es una alegría serena, que ilumina y alimenta nuestra vida. Es una alegría que quiere ser luz y amor para ofrecérsela a toda la humanidad, y comunicarla a todos.

La alegría o el gozo, es uno de los frutos del Espíritu Santo. Pero crece en la renuncia y se alimenta con el darse continuamente a los demás.

La alegría que vivimos quiere ser ese testimonio vivo de que seguir al Señor es encontrar la plenitud, el amor, la alegría, la unidad.

 link

http://es.catholic.net/religiosas/421/740/articulo.php?id=33811

Read More

Monasterio del Cristo Redentor

Jan 21, 2014 0

Libres para amar y seducidas por el Amor, como el apóstol podemos decir: lo que hemos visto, lo que hemos contemplado, os anunciamos

MONASTERIO DE CRISTO REDENTOR

El Monasterio está ubicado en el distrito de Carabanchel (Madrid). Se levanta como un remanso de paz y fortaleza en el corazón de un barrio, pobre a los ojos del mundo, pero rico a los ojos de Dios.

Un grupo de Hermanas Contemplativas Redentoristas, venidas desde Francia con intención de fundar un nuevo Monasterio en la ciudad de Granada, fueron las promotoras de este nuevo proyecto. Los problemas de espacio para una Comunidad Contemplativa, hicieron que sus ojos mirasen hacia Carabanchel en 1904.

Estos son, a grandes pinceladas, los orígenes del Monasterio.

El Monasterio de Cristo Redentor está habitado por una Comunidad Contemplativa: las Monjas de la Orden del Santísimo Redentor, fundada por Mª Celeste Crostarosa y S. Alfonso Mª de Liguori en 1731 en la ciudad de Scala (Italia). Dedicadas íntegramente a la contemplación, mediante la alabanza, la acción de gracias y la intercesión por todas las necesidades de nuestro mundo, nuestro carisma es el ser VIVA MEMORIA de Cristo (dejarle a Él que viva en nosotras, hacerlo todo con Él y como Él).

El hábito que nos distingue de las demás Órdenes Contemplativas, es, de color rojo, según se lo indicó el Señor a nuestra Madre Fundadora, como símbolo del Amor de Dios a la humanidad.

Actualmente la Comunidad está compuesta por catorce monjas. Dedicamos la mayor parte de la jornada a la oración y la alabanza. Esta vida contemplativa que nos ha caído en suerte es más para vivirla que para contarla. Es una vida en Dios y para Dios, que se desenvuelve en la oración, el silencio, en el trabajo y ocupaciones domésticas, con un gran sentido de fraternidad…castidad, pobreza y obediencia. La vida comunitaria que vivimos quiere ser como un reflejo de la vida oculta de Jesús en Nazaret.

Y en la vida de oración asumimos la faceta de Jesús orante. Llevamos presente a toda la humanidad y hacemos nuestras sus alegrías y tristezas, sus gozos y esperanzas. Esta unión con el Señor tiene su máxima expresión en la alegría que vivimos y reina en esta comunidad, fruto de una felicidad que no es comparable con nada.

ASÍ ES NUESTRO TRABAJO

Me gustaría, en esta ocasión, daros a conocer una de las muchas facetas que enriquecen a la vida contemplativa. Se trata del trabajo monástico como medio de subsistencia y como fuente de espiritualidad.

Me gustaría, en esta ocasión, daros a conocer una de las muchas facetas que enriquecen a la vida contemplativa. Se trata del trabajo monástico como medio de subsistencia y como fuente de espiritualidad.

Dedicamos gran parte de la mañana y de la tarde al trabajo como medio de vida. Manos en el quehacer, corazón y mente en el Señor y en nuestro mundo. Trabajo de oficina, trabajos domésticos… todo cuanto realizamos lo hacemos para asegurar nuestra subsistencia y para poder compartir con los necesitados, que son muchos.

«Jesús nació en la familia de un artesano. Durante largos años trabajó con sus manos, y este trabajo de hijo de dios tenía un valor redentor. Unido al de cristo, nuestro trabajo tiene también un valor redentor, y en este pensamiento encontramos una alegría profunda.» (const. 68, OSsR)

Por diversas fuentes he podido saber que, hace ya muchos años e incluso siglos, las monjas de vida contemplativa no adquirían compromisos de trabajo, vivían de las dotes que las aspirantes a la vida religiosa traían, de las limosnas que les daban y de algún que otro trabajillo que las gentes de los alrededores o familiares les encargaban. Hoy no es así. Cada comunidad de monjas contemplativas tiene su trabajo fijo y comprometido.

Así, después de haber dedicado varias horas a la alabanza al Señor y a la oración personal, nos ponemos manos al trabajo. Cada hermana sabe dónde emplear sus horas de trabajo. Unas en la cocina el día que toca, ya que vamos rotando en grupos de dos; otras a la oficina a organizar los documentos, que horas más tarde gran parte de la comunidad utilizará para ultimar el trabajo; otras a las tareas domésticas… todas conscientes de que al igual que María colaboró en el plan de salvación, nosotras estamos siendo desde este “pequeño Nazaret”, hilo conductor a través del cual Dios se hace presente en nuestro mundo.

El trabajo se alterna con momentos de oración personal y comunitaria. Para ello, la campana será la que anuncie los momentos para la oración y las comidas.

Esta faceta del trabajo, es uno de los muchos medios que la contemplativa tiene para realizarse, santificarse y ser útil a la sociedad. “ORA ET LABORA” ¿Qué duda cabe? Nuestra sociedad se beneficia del trabajo de las monjas contemplativas. Por ello, se equivocan todos aquellos hermanos nuestros que piensan y creen que vivimos sin hacer nada.

Ojalá que todos nos animáramos por unir esfuerzos, trabajos y energías para construir «esos cielos nuevos y esa tierra nueva»,

haciendo una sociedad más justa y fraterna, donde el amor sea una realidad.

 link

http://es.catholic.net/religiosas/421/740/articulo.php?id=33811

Read More

FE

Jan 14, 2014 0

3446732520_608c4f55d9Muchos decimos que tenemos fe y que creemos en Dios. Sin embargo pocas veces nos hemos detenido a pensar lo que esto significa y cómo debe tocar nuestras vidas el hecho de creer.

Lo que sí es la fe:

  • Conexión con Dios:  nos unimos a Él con nuestra vida.  La Biblia nos recuerda que hay que amar a Dios con todo el corazón, con toda el alma y con todas las fuerzas (Mateo 22, 37)
  • Conexión con la vida: una fe alejada de nuestra realidad es mentira. Hay personas que van a la Iglesia pero no cumplen la voluntad de Dios.  La fe es un pretexto, un engaño.
  • Conexión con el prójimo:  Jesús mismo dice que hay que amar al prójimo como a uno mismo (Mateo 22, 39) y el apóstol Juan nos recordará que quien dice que ama a Dios y al mismo tiempo odia a su hermano es un mentiroso (1 Juan 4, 20)
  • Conexión con la comunidad:  muchos ven más fácil creer a su  manera, alejados de otros creyentes.  Sin embargo, pertenecer a la Iglesia y vivir la fe en comunidad es lo mismo que hacía Jesús con los doce y luego ellos con otros, hasta nuestros días.  Quien se aleja de la Iglesia pierde la oportunidad de vivir la fe en una familia.

Lo que no es la fe

  • No es solamente una tradición:  repetir actos y gestos no nos hace creyentes.  A veces los padres transmiten tradiciones sin explicar el sentido de las mismas.  Hay que “vivir” lo que celebramos, comprenderlo.
  • No es solamente reunión social:  me uno a este grupo para que me vean.  Voy a la Iglesia porque ahí van todos.  Asisto a misa solamente cuando hay bodas, bautizos y funerales. Me convierto en florero, que se coloca en los eventos y desaparece el resto del tiempo.
  • No es solamente para momentos de emergencia:  gente que se recuerda de Dios únicamente en los problemas.  Hombres y mujeres que acuden a la Iglesia solo para pedir un milagro.  Se parecen a aquellos que solamente llaman o visitan a su mamá en el día de las madres o cuando tienen dificultades.

En resumen, creer no es cosa fácil.  Pero tampoco es difícil, si tengo el deseo de permanecer “conectado” a Dios en todo momento de la vida.  Mi propio corazón sabrá qué hacer para ir acercándome a Él, a su Palabra y a mi prójimo.  Acudir a la Iglesia es solamente el primer paso.

Read More

ENCUENTRO DE LOS SUPERIORES GENERALES CON EL PAPA FRANCISCO

Jan 2, 2014 0

El P. Michael Brehl participó recientemente en la Asamblea General de la Unión de Superiores Generales. El  Papa Francisco asistió a dicha Asamblea y no se limitó a una breve charla, sino que estuvo con los Superiores Generales durante tres horas. No pronunció ningún discurso preparado con antelación, sino que tuvo una larga, fraterna y cordial entrevista en la que se admitieron preguntas y respuestas. Según informó el Jesuita, P. Antonio Spadaro, tras ser preguntado por la situación de las vocaciones, el Papa destacó que hay Iglesias jóvenes que están dando frutos vocacionales. Esto, obviamente, nos obliga a volver a repensar lainculturación del carisma. El diálogo intercultural – dijo el Papa – debe inducir a introducir en el gobierno de los Institutos religiosos miembros de las diversas culturas a fin de que ellos puedan expresar formas distintas de vivir el carisma. Al final del encuentro, el Papa Francisco anunció que el año 2015  se  dedicará a la Vida Consagrada.

Read More

COMISIÓN PARA LA SOLIDARIDAD

Jan 2, 2014 0

A La Comisión para la Solidaridad Económica ha elaborado una serie de temas de reflexión sobre la economía solidaria en la Congregación a fin de que las comunidades puedan reflexionar sobre dicha materia el próximo año. A tales reflexiones deberán acompañar  las respuestas que se emitan a través de formularios  especiales enviados a las distintas Unidades. El P. Michael Brehl ha escrito una carta a los cohermanos haciendo la presentación de dichos temas de  reflexión propuestos por la Comisión. En su Carta, el Padre General recuerda: “Mientras celebramos el Año de la Promoción de la Vocación Misionera Redentorista, el   trabajo de la Comisión para la Solidaridad Económica nos recuerda que nuestra vocación nos llama a ser testigos y misioneros de la redención, no sólo con nuestras palabras, sino sobre todo a través de decisiones concretas y prácticas y con actuaciones en bien del entero cuerpo misionero.En este espíritu, insto a todas las comunidades a hacer frente al desafío presentado por la Comisión. Participen plenamente, por favor, en este proceso. Por supuesto, esta participación no se orienta sólo a una mayor concientización individual de los miembros, las comunidades y las Unidades – dicha participación es también una invitación  a dar respuestas que ayuden a la Comisión en su labor de preparación del Capítulo General”

LEA la Carta integra del Superior General (en varios idiomas)

Read More

LA VIDA MISIONERA EN LAS PROVINCIAS: VIENA/ Jubileo

Jan 2, 2014 0

Los Misioneros Redentoristas de Viena han confeccionado un programa de celebraciones para el próximo año 2014 con motivo del Centenario de la proclamación de San Clemente como  Patrono de la capital de Austria, Viena. Para el mes de enero están previstos tres  eventos: para el 23, una misa en la catedral de San Esteban presidida por el Cardenal Arzobispo de Viena, ChristophSchoenborn; para el 24, la inauguración del Museo Clemente en la iglesia María am Gestade; y para el 26, una misa en la iglesia María am Gestade presidida por el Nuncio Apostólico en Austria. Posteriormente, el 15 de junio, con la presencia del Superior General, Padre MichealBrehl, tendrá lugar el “Clement City Festival”. El P. Lorenz Voith, Superior Provincial de Viena, hace el siguiente comentario en la invitación que cursa para tales eventos: “A San Clemente Hofbauer, conocido como ‘segundo fundador’ de nuestra Congregación, dirigimos nuestra mirada con gratitud  tanto por su importancia para Viena como para toda Europa. Al mismo tiempo, consideramos las tareas  y desafíos de hoy y del futuro tratando de verlo todo con el espíritu propio de nuestro santo”.

PARA LEER MÁS noticias sobre la Provincia de Viena (en alemán), visitar la web

Read More

LA VIDA MISIONERA EN LAS PROVINCIAS: KENIA/ Labor social

Jan 2, 2014 0
El Secretariado de Solidaridad Redentoristas para África y Madagascar ha visitado dos proyectos que llevan a cabo los Redentoristas de la Misión de Kenia. El primero,  un Proyecto de Desarrollo de la Juventud en Nguruki, trata de proporcionar técnicas de adiestramiento y de capacitación profesional juntamente con tecnologías de promoción de la juventud pobre que vive en zonas rurales de la Provincia Oriental de Kenia. El segundo, un Proyecto de Desarrollo de Formación en Iruma,  se centra en facilitar a los niños desfavorecidos el acceso a una formación de calidad a través de la construcción de aulas, cocina, baños, mobiliario y remodelación de otras instalaciones escolares. Ambos proyectos están realizándose – como antes dijimos –  en la Provincia Oriental de Kenia. Los Redentoristas trabajan en esta región de Kenia desde hace más de veinte años.  Otros muchos trabajos sociales de los Redentoristas  se encuentran también en curso; consisten principalmente en la ayuda a niños pobres en edad escolar a fin de que encuentren las condiciones necesarias en orden a una educación digna así como los correspondientes medios sanitarios.  Todas estas actuaciones se llevan a cabo con el fin de alcanzar una de las metas de desarrollo para el milenio consistente en lograr la educación primaria universal.

PARA LEER MÁS (en inglés)

Read More

LA VIDA MISIONERA EN LAS PROVINCIAS: CEBU/ Solidariedad

Jan 2, 2014 0
Los Misioneros Redentoristas de Tacloban, Filipinas, juntamente con Unidades redentoristas de todo el mundo, están dando cobijo y ayuda humanitaria a centenares de familias evacuadas  y a los damnificados por el súper tifón Haiyan. Los cohermanos están comprometidos con la asistencia a otras ciudades al tiempo que colaboran en los esfuerzos de ayuda humanitaria internacional representada por diversas Ongs y otras asociaciones de voluntarios y profesionales en diversos  campos. Según la web redentorista irlandesa SERVE, la ayuda económica de las comunidades  redentoristas está siendo utilizada para el suministro de alimentos y agua potable, en asistencia médica y en proporcionar albergue a la gente. Ésa es la prioridad inmediata: contar con víveres, agua potable, asistencia médica y albergues; todo ello es nuestra prioridad inmediata – dicen. La petición de los cohermanos de Filipinas, en fanpage de Facebook, es la siguiente: “Por favor, continúen orando por las víctimas, tanto vivos como muertos, y continúen proporcionando  ayuda y apoyo a los damnificados. Nuestra labor de asistencia continúa siendo constante. Realmente, aún nos encontramos solo en la fase de suministro de ayuda mientras todavía queda por comenzarse la fase de  recuperación.
Read More

CONGRESO NUESTRA SEÑORA DEL PERPETUO SOCORRO

Jan 2, 2014 0

Promovido por el Gobierno General y por la Conferencia de América Latina y El Caribe, se está preparando el I Congreso Internacional sobre Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Dicho Congreso tendrá lugar en Campo Grande, Brasil, del 12 al 16 de mayo de 2014. Con el lema “Dadla a conocer  en todo el mundo”, y con el objetivo: “Para hacer que sea más conocido el Icono de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro a fin de fortalecer la misión de la Iglesia de evangelizar a través de la devoción mariana”, este Congreso Internacional se propone convocar a cohermanos de todo el mundo. Se profundizarán  también diversos  temas como “Devoción en una cultura secularizada y devoción a nivel interreligioso”, “El significado del Icono y de Perpetuo Socorro desde una perspectiva mariológica”, “Devoción Popular, Evangelización y Espiritualidad, Pastoral y Mensaje Misionero” así como otros temas importantes. La mayoría de las ponencias se tendrá en inglés, y las demás se pronunciarán en español, portugués e italiano. Si usted quiere participar en este Congreso, escriba al:

Superior Provincial de Campo Grande, P. Joaquim Parron
P. Dirson Gonçalves
Read More

CURSO DE ESPIRITUALIDAD

Jan 2, 2014 0
El Padre SerafinoFiore, Director del Centro de Espiritualidad Redentorista, informa sobre las fechas en que tendrá lugar el próximo Curso de Espiritualidad Redentorista el año 2014. Para los cohermanos de lengua española y  portuguesa, el Curso se tendrá del 2 al 22 de junio; para los cohermanos de lengua inglesa, del 7 al 27 de julio; para los cohermanos de lengua francesa, del 7 al 21 de septiembre. El número mínimo de participantes es de 15 y el máximo de 35. Los Superiores deberán hacer las inscripciones antes del 28 del próximo mes de febrero indicando nombre y correo electrónico de los participantes. Procedentes de 37 Unidades de la Congregación, 68 cohermanos, incluidos dos Hermanos Coadjutores, asistieron al Curso que se tuvo en 2013. Los Padres José Medina y PiotrChiła acompañaron al Padre Fiore  en las dos primeras ediciones del Curso. Además del P. Fiore, fueron ponentes en el Curso los  Padres Juan M. Lasso de la Vega, Enrique López, Sabatino Majorano, Antonio Marrazzo, Alberto de Mingo, Alfonso Amarante, Gil Enderle, Salvatore Brugnano, Francesco Stanula y Paolo Saturno. En dicho Curso intervino, además, el grupo “Orquestra Alfaterna”. El Padre Michael Brehl,  Superior  General,  presidió la eucaristía de la primera edición del Curso mientras el Consultor General, Padre Juvencius Andrade, la presidió en la segunda edición. El Superior General y los Consultores presentes en Roma presidieron la eucaristía de la edición del Curso en lengua francesa. 

Para saber más sobre el Centro de Espiritualidad Redentorista, visite la dirección

Read More
© CSsR — Contacto: Provincia de América Central — Actualizado: 27/11/2014 — Visitas Totales: 7,926 — Últimas 24 horas: 26 — En línea: 0